Reencuentro


"A mi cuaderno, y las semillas de 'Dileite', que se me viven perdiendo".



Creí haberte perdido


y mi corazón no quiso latir más;


murieron mis ganas de excribir,


la música dejó de danzar, juguetona,


en las efemérides del aire,


cesaron las llamadas importantes,


al igual que las felicitaciones y los reproches.


Los lápices se mantuvieron


afilados y a la espera agónica


del oficio de crear,


y mi alma, mi corazón, mi vida,


en áscuas


orando por un milagro.


Entonces volviste,


como si nunca te hubieras ido,


con tu sonrisa a medias


pero totalmente cargada de luz,


y tus manos suaves manando melodías;


y detrás de ti,


como en procesión,


las hadas, la inspiración,


los latidos de un corazón vivo


y unos ojos que nunca quisieron irse,


para variar,


acompañados de un susurro y un beso.




3 Sintieron Conmigo:

  Avalon's Butterfly

13/5/08 8:45 a. m.

El reencuentro con lo perdido.... Solamente un sentimiento tiene la una intensidad similar a la que este provoca y es EL DESENCUENTRO... Vaya ironía.

Realmente disfruto tu espacio.

  Franklin

13/5/08 7:01 p. m.

Encantador.

  SESEUM

14/5/08 1:10 a. m.

Compro cajas de cuadernos. Si se te pierde de nuevo, me avisas, me atrevo a ir a Santiago a llevarte un par. Verás, te necesito escribiendo.