El Pronóstico


Para ese que tanto se indignó
con el anuncio de mi partida.


Estoy tratando de componer
el corazon hecho migajas
que tengo entre mis manos.
Hay una pieza con mi rostro
haciéndose pequeña,
disminuyéndose,
cada vez que intento ponerla
en su lugar aconstumbrado.
Me decís "boluda"
y me decís "universo",
y el pegamento gotea de mis dedos
como gotas de sangre.
Me llamás "mujer-mundo",
me llamás "Satanashia"
y la pieza se va haciendo,
cada vez, más menudita y breve.
Me corre entre los dedos,
como sémen traslúcido,
el pegamento,
y me detengo a pensar
si quizá por barato no funciona.
Decís: "Dejáme que te bese"
para recibir mi "No"
puro y a las rocas.
La pieza con mi rostro
se ha perdido en su propia inexistencia
y ya no puedo reparar el corazón
que tan esperanzadamenteme confiás.
Creo que me corresponde darte
el pronóstico:
Desgraciadamente, y sin remedio,
tu corazón de piezas de rompezabezas
siempre tendrá un hueco
con mi rostro.

2 Sintieron Conmigo:

  Henry

19/5/08 11:17 p. m.

Como Miel en envases de veneno... Genial! pura poesia.

Esto me recuerda al Poeta Madrugada diciendome que los poetas no tenemos sexo, le hacemos el amor a las palabras.

  SESEUM

20/5/08 1:02 p. m.

Mirá vos...
de lo que se pierde el argentinito ese.

Mis respetos, poetisa, por otra joya, como siempre.