Rosa Silverio en el Atrium



Este fin de semana tuve la oportunidad de compartir con una gran mujer; luchadora, trabajadora, cazadora de sueños y celosa guardiana del arte de la escritura: Rosa Silverio.
Para mi fue un encuentro que marcó mi vida para siempre. Ella talvez nunca lo vaya a saber pero, para mi, su sola presencia y la elocuencia de su discurso son más que inspiración y nunca encontraré palabras que puedan expresar mi agradecimiento por haberme devuelto mi vida.

4 Sintieron Conmigo:

  Alguien

10/3/08 3:01 p. m.

Me alegro mucho de que te haya ido tan bien, y lamento no haber podido asistir, pero ya abran otras oportunidades. Ten feliz día.

  Franklin

11/3/08 6:33 a. m.

Que bueno que este encuentro te haya impactado de una manera positiva y creativa. Dos mujeres luchadora y como dices cazadoras de suenos.

  Alexei Tellerias

12/3/08 4:35 p. m.

Rosa es un arrrrrmadedio! Y lo bueno que cocina esa mujer!

  Rosa Silverio

15/3/08 7:01 p. m.

Querida Sarah:

No conocía tu blog.
Lo primero es que... ¿cómo puede ser posible que no lo conociera y que nadie me hablara de este espacio?

Me alegra mucho llegar hasta ti y en estos días estaré leyendo el contenido de tu blog y te aseguro que te dejaré mis comentarios.

Por otra parte, cuando entré a La 37 a la primera persona que vi fue a ti y lo que más me impresionó fue tu mirada y tu sonrisa... ¡cuánta luz! Iluminabas todo el lugar con tu alegría, con tu corazón, con tu sencillez y ese algo que te hace especial.

Para mí sí que fue un verdadero placer conocerte y espero, Sarah, que ese sea el primero de muchísimos encuentros.

No dejes de escribir porque eres una persona valiosa.

Lo que dices sobre mí me honra mucho y espero estar a la altura.

Te mando un abrazo muy grandeee.

Ro