Hombre Rascándose Las Bolas

Bueno, como esto de las series de poemas está tan popular entre mis colegas poetas, yo también haré pública mi serie, llamada "Observación Cotidiana", basada en las cosas que veo camino a mi casa desde mi trabajo.



Paz. Espero que les guste.





Hombre Rascándose Las Bolas



Parece estar detenido,
con su mirada vacía y quieta,
en el rincón espacio - tiempo
que le hospeda.

La muchacha de la farmacia
le pasa enfrente
menando su colita breve,
contorneándose,
y él,
muchas veces sin más oficio
que respirar,
interrumpe su pensar ensimismado
para comésela con los ojos,
y buscar por sobre su pantalón
el miembro flácido entre sus piernas.

Ahí donde se observa
el, es el que más:
el que más mujeres ha tenido,
el que más dinero ha tenido,
y perdido;
el que más hombres ha golpeado,
el que más corazones ha roto,
el que más sabe sobre todo,
el que más
el - que - más
el que más se hurga las bolas.

Manía, ladillas,
inseguridad talvéz,
el caso es que sigue en su esquina
acariciándo sus nueces.

3 Sintieron Conmigo:

  Alexei Tellerias

20/6/08 7:42 a. m.

a mi me parece encantador el cómo has logrado hallar inspiración en algo tan cotidiano como un hombre rascándose las... eso mismo jajajajaja. Me gustan las imágenes y me gusta la historia que imaginas como trasfondo.

  Cherrycola

20/6/08 12:59 p. m.

muy muy original!
eres una master, porq mira q , encontrar inspiracion en un hecho tan...tan...tann...este, ahja, si en eso mismo!!! lol!!

  Lugosky

21/6/08 12:05 a. m.

Es encantador lo que escribes, porque aunque cotidiano hablar de un hombre rascándose los testículos en cierto punto puede ser ofensivo. Sin embargo, tú lo has hecho con gracia y elocuencia. Me gustó mucho.