Agua




No hay cerca de púas

capáz de alejarme

de la humedad

de tu sexo.



Como un animal sediento

busco torpemente

la dulzura que destilan

tus llanuras.



Abres tus brazos

y tu alma

al toque inexperto

de mis manos viajeras.



Eres el agua, mujer,

lo vital, lo necesario,

queme haces temblar

ante la posibilidad de perderte.

1 Sintieron Conmigo:

  SESEUM

11/6/08 11:28 a. m.

...la cerca de púas... la humedad del sexo...
¿Cómo te explico?
Por eso te leo.